Perdiendo el tren

13 Ene

Sé que es mas fácil tirar la toalla que echarle valor, que siempre fui de aquellas mujeres movidas por el corazón, que si el camino se hacia largo, yo te arrastraba y tropezaba, amor. Y así seguimos este camino y acuestas contigo, y que dijimos o no dijimos, si al final olvidamos el motivo, y tu ahi mirando a la nada viendo como pasa la vida pero no haces nada, y yo espero sentada a que se destruya mi alma, y pasan los años los meses, los trenes y yo en el anden, pero siempre los pierdo y cuando se marcha, le grito…pero no te detiene. No consigo darte más, para ti no fue suficiente entregarte el cielo, te quedaste quieto viendo morir lo nuestro, y yo en el suelo, en el suelo… Y TÚ A LO LEJOS! Y te espero con los ojos abiertos viendo morir lo nuestro, y te grito…pero, no te detienes. Dime cuando fue el momento, dime donde nos dejamos los besos, dime cuando olvidé que valía la pena seguir luchando por estos recuerdos, el primer aniversario muerto, la primera noche de espaldas en la misma cama, pero tan lejos…y tu te quedaste mirando a la nada, viendo como pasa la vida, pero no haces nada y espero sentada a que se destruya mi alma y pasan los meses los años los trenes y yo en el anden, y cuando se marcha, le grito, pero no se detiene…

Anuncios

Una respuesta to “Perdiendo el tren”

  1. Ayo enero 14, 2011 a 3:57 pm #

    Siempre hay un andén 9 y 3/4 en nuestra vida 🙂 ¡Tómalo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: