Nada de nada

31 May

No sé nada. Quizá tendría que conformarme con eso. Quizá eso está bien. No paro de escuchar a mi alrededor a gente que se queja de saber demasiado, de sus monótonas vidas, de tener siempre presente lo que al día siguiente ha de hacer, de no tener sorpresas. Quizá soy afortunada. No sé nada. Solo sé que me hago mayor y que quizá alguna certeza no estaría mal, como saber qué voy a estar ahí o allá más o menos tiempo, que mis amigos no me olvidarán, que él me quierá, que no fue todo un sueño, que no me imaginé lo que ha pasado…
Sí, todo sigue, pero yo no sé nada y tampoco me importa.
Que importa en realidad. Que alguien me lo explique.
Si pensamos en mañana y planeamos nuestros pasos, con la certeza de que asi mismo será, ¿por qué no nos quedamos aquí simplemente, aquí en el presente?
Porque aunque lo intentes, no lo puedes planear, porque aunque lo intentes, nunca sabrás como será.
Hoy me alegro de no saber absolutamente nada,
y todos ustedes que se creen que lo saben todo, sobre la vida, la muerte, el paso del tiempo, la libertad, el amor, la amistad, las personas, los lugares, de ella, él, de mi, de vosotros mismos,

Ilusos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: